publicidad
12 de julio de 2012 • 15:05

Deja alud 9 muertos en el Mont Blanc

 

Al menos nueve alpinistas de nacionalidad española, alemana, británica y suiza murieron este jueves en un alud en el Mont Blanc, en los Alpes Franceses, en el que resultaron heridas nueve personas y otras cuatro siguen desaparecidas, indicaron las autoridades.

Se trata de uno de los aludes más mortíferos de los últimos años en este macizo. Entre los nueve fallecidos fueron identificados un suizo, un alemán y dos españoles, indicó Philippe de Rumigny, prefecto del departamento francés de la Alta Saboya.

Un primer balance había anunciado la muerte de dos suizos y un par de alemanes.

Los tres últimos cuerpos descubiertos bajo el alud serían los de tres alpinistas británicos que estaban entre las siete primeras personas desaparecidas, indicó la prefectura.

Los socorristas siguen buscando a cuatro alpinistas. Según el coronel Bertrand Francois, comandante del grupo de gendarmería de Alta Saboya, existe una posibilidad de que hayan escapado al alud porque iban más rápido o porque caminaban por otra ruta.

Nueve personas con heridas leves fueron por su parte hospitalizadas y otras dos fueron rescatadas bajo el alud. El hospital de Chamonix instaló una capilla ardiente para recibir a las familias de las víctimas. A media mañana los equipos de rescate franceses seguían trabajando en el lugar del alud, a más de 4 mil metros de altitud, con el apoyo de socorristas italianos.

El ministro del Interior francés, Manuel Valls, que visitará Chamonix durante la jornada, expresó su "gran tristeza" y aseguró que la búsqueda sigue en curso para intentar encontrar a los desaparecidos.

Las autoridades tendrán ahora que investigar el origen del alud, que sorprendió a tres grupos de montañistas cuando estaban en el Mont Maudit, en la cara norte del Mont Blanc, el segundo recorrido más concurrido para ascender a la montaña y que en esta época del año está lleno de turistas.

La alarma la dio uno de les heridos explicó la gendarmería. Según la prefectura el alud es "el más mortífero de estos últimos años".

"Se desprendió una placa de 40 centímetros de espesor", indicó el prefecto de la Alta Saboya.

Por su parte el alcalde Chamonix, Eric Fournier, dijo que no existe "ningún boletín meteorológico que dé previsiones del riesgo de alud" y explicó que en los sectores glaciares "una placa o un serac (una zona irregular del glaciar) pueden provocar un alud".

El servicio meteorológico francés indicó que el viento en la zona era fuerte este jueves y alcanzó velocidades de entre 60 y 70 kilómetros.

El último accidente grave en los Alpes franceses tuvo lugar el 24 de agosto de 2008, cuando ocho alpinistas, tres suizos, un guía austriaco y cuatro alemanes, murieron en un alud del Mont-Blanc de Tacul, una de las montañas del macizo.

 
Reforma - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.