publicidad
29 de diciembre de 2012 • 22:06

Rafa Márquez Lugo acorta tiempo de recuperación de su lesión

Rafael Márquez Lugo evoluciona de su lesión y podría reaparecer antes de lo planeado en Chivas.
Foto: Mexsport
 

Rafael Márquez está emocionado por la rápida mejoría de su lesión y reveló que cada vez aumenta la carga del trabajo físico, después de tres semanas de andar en muletas

Muy emocionado se encuentra el delantero Rafael Márquez Lugo, por su evolución que le permitió hoy realizar un entrenamiento completo con Chivas de Guadalajara.

"Estoy muy contento por la evolución que he mostrado desde la cirugía, por la mejora que he tenido, me siento muy contento, muy motivado porque todo parece indicar que los tiempos se siguen acortando", expresó.

El 20 de noviembre, fue operado para la corrección del cartílago cóndilo femoral medial de la rodilla izquierda.

Explicó que "ya son varios días en los que le voy metiendo cada vez más carga de trabajo y ahora sí ya mucho en lo físico, en el gimnasio, en lo aeróbico, entonces ya empieza a pesar un poco el cansancio, pero es normal después de haber tenido tres semanas de andar en muletas".

"Cada día me siento mejor, ahora hay que darle la debida importancia al descanso para poder recuperarme y seguirle exigiendo cada vez más al cuerpo".

Pese a los adelantos, el delantero toma las cosas con calma. "No me quiero aventurar, pero yo creo que la próxima semana ya pudiéramos estar más integrados con el equipo, yo espero que así sea, esto evidentemente sin correr algún riesgo de tener recaída".

Agregó, "básicamente es como me vaya sintiendo, si llegó a tener alguna irritación o cansancio en la rodilla, es indicativo de que tengo que parar un poco, bajarle a la carga, pero hasta ahora no lo he sentido y eso es algo muy positivo, el que hasta ahora no he tenido ningún retroceso, no he tenido que bajarle a la intensidad, ese va a ser el indicativo para que yo le pueda seguir metiendo al trabajo".

Con información de Notimex.

Terra