publicidad
14 de marzo de 2013 • 18:23 • actualizado a las 13:54

Celaya, un club con 'sangre madridista' y hambre de triunfo

  • Gerardo Martínez Sanfeliz
 

Nacieron en 1954, aunque sus 'cornadas' en Primera División llegaron 41 años después, luego de convertirse en los primeros Campeones de la entonces denominada 'Primera A' tras derrotar por 1-0 en la Final al Pachuca con gol del brasileño Amarildo Soares en el estadio Hidalgo. Es el Club Atlético Celaya, un equipo que derrochó clase desde mediados de la década de los 90 y que se 'borró' en el 2002.

El Celaya logró reunir en 1997 a tres ex figuras del Real Madrid: Míchel, Emilio Butragueño y Hugo Sánchez; más tarde se incorporó Martín Vázquez, quien solamente coincidió con el 'Buitre'.
Foto: Mexsport

Para su primer campaña en el 'Máximo Circuito',  el español Enrique Fernández, presidente del club, detonó el balompié nacional al fichar a su compatriota Emilio Butragueño, quien había terminado su etapa con el Real Madrid.

El 'Buitre' se hizo ídolo de inmediato en tierras 'cajeteras', al tiempo que sus goles y liderazgo carismático contagiaron a otros buenos jugadores como el capitán Joel Cruz, el brasileño Milton Nunez 'Zico',el ecuatoriano Iván Hurtado, Juvenal Patiño y el chileno Richard Zambrano, el 'complice' ofensivo del mítico '7', quien volvió a vestir de blanco.

Aquel equipo se hizo fuerte en el campeonato y llegó hasta la final del torneo. Tras un 1-1 en la ida ante Necaxa, disputada en el Miguel Alemán Valdez, el juego definitivo llegó el 4 de mayo de 1996, en el estadio Azteca, donde un 0-0 le dio el título  a los 'Rayos' por el criterio de goles como visitante. Fue una historia con tintes de injusticia para una escuadra que quizá merecía más y que, no obstante, tuvo una jugada para alzar la copa en la cabeza de su gran héroe, el propio Butragueño.

La afición y ése jugador tan caballeroso de cabello dorado se brindaron aplausos para conmemorar el que, hasta la fecha, ha sido el momento más brillante en la historia de los 'Toros'.

En 1997, Butragueño se sintió como en la Madre Patria y en concreto, en el Santiago Bernabéu, pues coincidió con Miguel González 'Míchel' y el mexicano Hugo Sánchez, sus otrora 'socios merengues' y quienes reforzaron esa 'sangre madridista' al equipo. Poco después también arribó Martín Vázquez, aunque éste ya no coincidió con los legendarios '8' (Míchel) y el '9', igualmente conocido como el 'Pentapichichi'.

Como si de cuerpos celestiales se tratara, tras el ciclo de dichas estrellas del balompié mundial, el Celaya vino en picada, pese a tener momentos luminosos, como una goleada de 5-0 a las Chivas en el estadio Jalisco (Invierno 99').

Más tarde, desfilaron grandes jugadores, tales como el hondureño Carlos Pavón, goleador histórico de la institución, el chileno Marco Antonio 'Fantasma' Figueroa, porteros de buen nivel como Adrián Chávez, Emmanuel González, Miguel de Jesús Fuentes, o bien 'cracks' como los argentinos  Diego Latorre y Antonio Mohamed, éste último, junto al brasileño 'Claudinho' parte de la plantilla que descendió en el Apertura 2002.

La campaña entrante, la franquicia fue adquirida por el empresario Jorge Rodríguez Marié, quien formó a los Colibríes de Xochitepec, mismos que también descendieron al término del Clausura 2003.

Años después, el Celaya reapareció en la 'división de plata', donde hoy hace su lucha para regresar al ruedo de la Máxima Categoría y así revivir sus años mozos.

Terra