Futbol

publicidad
10 de octubre de 2009 • 18:34

Portugal se aferra al repechaje

Con una brillante actuación de Simao Sabrosa, autor de un par de anotaciones, Portugal tiene el boleto del repechaje en sus manos, después de confirmarse la derrota de Suecia

Portugal 3-0 Hungría
Foto: EFE / Terra Networks México S.A. de C.V.
 

Portugal se aferra al Mundial de Sudáfrica 2010, tras vencer a una ingenua Hungría (3-0), con dos goles de Simao y un tanto de Liedson, en un encuentro en el que Cristiano Ronaldo se retiró tras recaer en su lesión de tobillo.

De este modo, los portugueses se colocan como segundos del grupo 1, con 16 puntos, a tres del líder Dinamarca, y uno por delante de Suecia que cayó derrotada hoy ante los daneses.

Los lusos, que ahora dependen de ellos mismos, determinarán su pase a la repesca para la cita sudafricana con la selección de Malta, un encuentro asequible, ya que los malteses sólo han sumado un punto en la fase de clasificación.

La selección portuguesa entró en el partido sabiendo que se enfrentaba a una Hungría eminentemente defensiva y, salvo los primeros minutos, el partido estuvo dominado por la falta de concreción y lentitud.

Hasta la retirada de Ronaldo, la selección portuguesa se volcó en la banda izquierda en la que jugaba el delantero, quien supo crear peligro en un partido gris y lleno de imprecisiones por parte de los dos conjuntos.

El técnico luso, Carlos Queiroz, sorprendió con un once titular en el que incluyó al jugador del Glasgow Rangers Pedro Mendes para suplir al defensa Pepe (Real Madrid), reconvertido en centrocampista en la selección, y que cumplía un partido de suspensión.

No obstante, la medular portuguesa tuvo falta de fluidez y no consiguió imprimir velocidad al juego, que quedó a merced sólo de las arrancadas de Cristiano Ronaldo.

Sin embargo, fue el centrocampista Simao Sabrosa (Atlético de Madrid) quien marcó el primer gol (min. 18) de Portugal, tras un rechace de Gábor Babos, a un tiro, precisamente, del astro del Real Madrid.

En el ecuador de la primera parte, cuando Portugal estaba en su mejor momento y su ataque era incisivo, llegó el contratiempo más temido por Queiroz, el capitán luso Cristiano Ronaldo pidió el cambio tras resentirse de su lesión en el tobillo, que sufrió en partido de Liga de Campeones contra el Olympique de Marsella.

El delantero del Real Madrid había liderado hasta entonces el juego de la selección de las "quinas" y había formado parte de todas las ocasiones de gol de su equipo.

El "Balón de Oro" salió del campo afligido y con una gran ovación de los aficionados portugueses, después de que la agresiva defensa húngara cometiese varias faltas sobre él y no le diese respiro en su casi media hora en el campo.

La selección lusa se desinfló con la marcha de su capitán y creó pocas ocasiones de gol debido a su ataque falto de ideas y a un centro del campo con poca circulación del balón.

El primer tiempo terminó con una oportunidad del conjunto magiar, en la que el portero luso, Eduardo, cometió un error con una salida a destiempo que el delantero Dzsudzsak Balazs (PSV Eindhoven) aprovechó con un remate de cabeza que dio en el poste.

Dzsudzsak, cuya venenosa zurda amenazó en varias ocasiones la portería de Eduardo, fue el único argumento ofensivo de los hombres del técnico Erwin Koeman, quien basó el juego de su conjunto en el orden defensivo y tuvo que sustituir importantes bajas como las de los centrocampistas Pál Dárdai (Hertha) y Tamás Hajnal (Borussia Dortmund).

La táctica de Koeman no resultó efectiva, después de que las tentativas ofensivas de Portugal se materializasen en un gol de recién nacionalizado Liedson da Silva (Sporting de Lisboa).

Liedson anotó (m.73) de cabeza el tanto, el segundo en tres partidos con la selección, y la histeria inundó el Estadio da Luz con la segunda diana de Simao (min. 78) de volea.

Portugal necesitaba ganar este encuentro, después de que Suecia perdiese contra Dinamarca, y así se acerca a la repesca que podría llevarlo al Mundial 2010 donde Cristiano Ronaldo ha prometido dar lo mejor de su fútbol.

- Ficha técnica

3 - Portugal: Eduardo; Bosingwa, Ricardo Carvalho, Bruno Alves, Duda; Raul Meireles, Deco, Pedro Mendes, Simao (Miguel Veloso, min.79); Cristiano Ronaldo (Nani, m.27), Liedson (Nuno Gomes, min. 82).

0 - Hungría: Gábor Babos; László Bodnár, Vilmos Vanczak, Roland Juhász, Gábor Gyepes; Szabolcs Huszti (Ákos Buzsáky, min 66), Krisztián Vadócz (Tamás Priskin, min.55), Dzsudzsák Balázs (Jozsef Varga, min. 83), Balázs Tóth, Zoltán Gera; Sándor Torghelle.

Goles: 1-0. Min.18: Simao; 2-0. Min.73: Liedson; 3-0. Min.78: Simao.

Árbitro: Alain Hamer (Luxemburgo). No hubo amonestaciones.

Incidencias: Penúltimo partido de la fase de clasificación para el Mundial 2010 del Grupo 1. Encuentro disputado en el Estadio da Luz (Benfica) en Lisboa.

Terra